Fang a les costelles

Autor/a: Gerard Vázquez

El 7 de noviembre de 1920, cuatro soldados británicos caídos en combate en los frentes de la Primera Guerra Mundial que no habían sido identificados fueron desenterrados y trasladados a una capilla militar del pueblo de Saint-Pol-sur-Ternoise (Pas de Calais, Francia). El plan era elegir al azar los restos de uno de los soldados para depositarlos en una tumba conmemorativa en la Abadía de Westminster y crear así la primera Tumba del Soldado Desconocido. Tres de esos cuatro soldados muertos reviven en escena y se disputan el privilegio de ser el elegido.

En 2020 se conmemora el I Centenario de estos hechos.

TRADUCCIONES DISPONIBLES

Idioma Título Traductor
Español Barro en las costillas Gerard Vázquez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies